Elaboración

Nuestro primer proceso es adobar las piezas nobles del cerdo ibérico, utilizando especias naturales en su justa medida para dotarlas de un sabor y textura característica. Tras varios días de maceración, se orean en el secadero para su posterior fritura. Por último se lonchean, envasan (Aceite de Oliva) y etiquetan para su distribución.